Acampada de Primavera

¡Qué ganas teníamos de contaros esto! Por fin hemos tenido una primera acampada tal y como las recordábamos. Los días 8, 9 y 10 de abril todo el grupo se desplazó hasta Salvaleón para pasar un magnífico e inolvidable fin de semana.

Los castores al llegar estuvieron montando sus tiendas con la ayuda de las secciones mayores. Por la noche, estuvieron en el cine viendo la película de Raya y el último dragón. Al día siguiente, se despertaron con un mensaje de Raya, en el que les pedía ayuda para poder encontrar al último dragón. Durante todo el día estuvieron realizando diversas pruebas en dos equipos para ir ganando puntos. Al final de la actividad, tuvieron que encontrar al último dragón a través de unas pistas de rastreo que consiguieron con las pruebas anteriormente mencionadas. Aparte de encontrar al dragón, les dejo un botín. En el último día de la acampada, algunos castores realizaron su bautizo y cuatro castores realizaron su promesa de Castor ¡Enhorabuena Castores!

La manada nada más llegar comenzaron a construir sus cubiles: sus tiendas. Por la noche realizaron un captura a la bandera, en la que sus banderas representaban alimentos para poder, finalmente, construir la pirámide alimenticia y conocer los diferentes alimentos que deben consumir más y cuáles menos. Al día siguiente, jugaron a una búsqueda del tesoro, donde tuvieron una ruta hacia el pueblo. Allí tuvieron que superar diferentes postas, las cuales consistían en preguntas acerca de personas o lugares del pueblo. Finalmente regresaron al lugar de acampada donde descubrieron el ansiado tesoro. Por la tarde realizaron un taller de pulseras y jugaron a brilé. Por la noche realizaron la prueba zulú, superándola dos de nuestros lobatos: Manuel Baz y Alejandro Agúndez. En el último día, recogieron las tiendas e hicieron una gran batida.

La sección scout una vez que asentada en Salvaleón comenzaron a montar sus tiendas por patrullas. Después realizaron un pasapalabra, donde las preguntas estaban basadas en los dossieres de cara a repasar para el San Jorge. Al día siguiente, siguieron incidiendo en los dossieres, así como que realizaron un taller, donde trabajaron el reciclaje. Ellos montaron su propio juego con cosas que ya habían tenido un anterior uso. En el último día, recogieron las tiendas, y algunas personas realizaron su promesa scout. ¡Enhorabuena!

Los escultas una vez montaron sus tiendas, comenzaron a echar una mano a las secciones pequeñas. Por la noche estuvieron jugando a un juego de cartas, donde dependiendo de la carta que les tocase tenían que realizar una prueba individual o colectiva. Al día siguiente tuvieron una actividad ambientada en el tiempo; presente, pasado y futuro. Durante todo el día realizaron distintos juegos o pruebas relacionadas con estos espacios de tiempo y tuvieron una actividad sobre “la mejor cifra: 0,0” con la Asociación DYA Extremadura, una actividad enmarcada en el proyecto EscSinAdicciones de Scouts de España donde vieron los efectos que puede tener consumir alcohol y otras drogas. Finalmente tuvieron que hacer una reflexión sobre quiénes fueron, quienes son y quienes serán. En el último día ayudaron al grupo a desmontar tiendas y colocar los materiales. Además hicieron la evaluación de la acampada y hablaron sobre lo que querían hacer de cara al campamento de verano. Por último, estuvieron ensayando su himno.

Los rovers, por su parte, cuando llegaron estuvieron ayudando a las secciones pequeñas al montaje de tiendas. Por la noche estuvieron hablando de cara al campamento y del resto de reuniones que quedan por delante hasta fin de ronda. Al día siguiente, además de vivir muchos cambios e innovaciones, estuvieron sirviendo al resto de secciones. Además, acompañaron a la Unidad Esculta en la actividad “La mejor cifra: 0,0”. El último día jugaron a diversos juegos de mesa como el Catán.